Consejos dietéticos prácticos para quienes trabajan con horarios nocturnos

Mantenerse sano y en forma suele ser más complicado para quienes cumplen horarios de trabajo nocturno; de hecho, estas personas requieren de algunos pequeños cambios a fin de cuentas, el cuerpo humano está diseñado para descansar durante la noche. De ser su caso, preste atención a los siguientes consejos.

Consejos dietéticos prácticos para quienes trabajan con horarios nocturnos

Recomendaciones alimenticias claves para quienes trabajan de noche

La noche se hizo para descansar; sin embargo, hay quienes por su trabajo, se ven obligados a pasar esta parte del día despierto. Entre las medidas a tomar para evitar problemas de peso, cardiacos, digestivos e insomnio sobresale comer menos y solo alimentos nutritivos, además de:

1.     Planear con antelación sus menús:

El principal truco que debe adoptar es organizar con tiempo los alimentos que comerá; recuerde que sus horarios son diferentes, por lo que tal vez no contara con la misma disposición que el resto para alimentarse sanamente, terminado por comer lo primero que se cruce en su camino. Llene su refrigerador con platillos listos y organizados a fin de que su semana este cargada de opciones distintas e incluya proteínas, carbohidratos y grasas sanas.

2.     No olvide cargar con snacks saludables:

Por más tentativo que sea echarle mano a la máquina expendedora para mitigar esos antojos nocturnos, ¡deténgase! piense en su salud y proporciónele a su organismo micronutrientes saludables como frutos secos, gelatina, yogurt o frutas; conviene que lleve solo pequeñas porciones y así evitar los excesos.

3.     Asegúrese de consumir vitamina D:

Entre los problemas habituales de quienes trabajan de noches está el de verse limitados para obtener vitamina D, pues la misma se sintetiza tomando un poco de sol. Suponiendo que le sea imposible pasearse bajo los rayos solares a media mañana o a mitad de la tarde, incorpore a su dieta un suplemento de la vitamina, el cual complementará con el consumo de cereales, salmón, atún, leche fortificada y huevos.

4.     Evite abusar del consumo de café:

Es bien sabido que quienes laboran con horarios de trabajo nocturno son más susceptibles a tomar café, puesto que sus cuerpos demandan energía para mantenerse luego de unas horas. Aunque la cafeína es capaz de contribuir a sobrellevar las actividades durante la noche, conviene no extralimitarse en su consumo, además de evitar añadir cualquier extra – edulcorantes comerciales o cremas – y procurar ingerir suficiente agua durante el día para limpiar los excesos de la sustancia. Lo más recomendable es sustituir la bebida por otra más sana, por ejemplo, el té verde.

5.     Consuma solo alimentos saludables durante la noche:

Es indispensable que evite durante la noche toda clase de alimento de origen no natural, es decir, carbohidratos y azucares refinados; de lo contrario, es probable que tanto sus niveles de glucosa como la cantidad de energía disponible se vean comprometidos.

6.     Incorpore un suplemento de melatonina:

La melatonina es la hormona que su cuerpo produce de forma natural, al estar en contacto con la luz del sol, su importancia radica en que actúa como antioxidante en el cerebro haciendo imperiosa su obtención. Tal como sucede con la vitamina D, quienes cumplen horarios de trabajo nocturno tienden a presentar deficiencia de la misma y demandar un suplemento anudado al consumo de mantequilla de cacahuate, pavo y leche por ser alimentos con un gran aporte de la misma.

 

Ayúdanos a compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest