Fortalezca su memoria con sencillos ejercicios

No solo su cuerpo requiere de entrenamiento para mantenerse funcional; la memoria demanda de igual manera ejercicios que le permitan optimizar la fijación de conceptos e incrementar la capacidad de concentración. ¿Desconoce cómo hacerlo? aquí se lo enseñamos.

¿Cómo mantener activa la mente?

El paso de los años conlleva a disminuir cada vez más la necesidad de aprender, adquirir conocimientos y hasta leer, haciendo que dejemos de enfrentar la mente a nuevos retos, lo que conlleva a que la memoria vaya perdiendo agilidad ¿quiere mantenerla joven por mucho más tiempo? Preste atención allá a los siguientes consejos:

1.      Aprende algo cada día:

¡Tranquilo! no se trata de inscribirse en cursos o clases, sino de intentar aprender algo nuevo cada día dentro de la cotidianidad; empiece con cosas tan simples como memorizar un número telefónico, cualquier aprendizaje, adicional a facilitarle la vida, servirá para poner a trabajar su mente.

2.      Realice repasos a diario:

Acabada la formación académica y laboral, es común dejar de hacer esos clásicos repasos nocturnos que poníamos en práctica antes de ir a la cama de cara a un examen o reunión de trabajo. Pues retómelos sin necesidad de aprender nada, la idea es que ejercite su memoria repasando todo lo que hizo durante el día, incluyendo actividades y hasta lo que comió.

3.       Utilice su mano no dominante:

Un ejercicio eficiente para mejorar la memoria es hacerlo todo con la mano no domínate; es decir, si es diestro, intentará llevar a cabo sus tareas cotidianas con la mano derecha o viceversa. Aunque al inicio notará cierta resistencia y esfuerzo, la práctica se torna positiva debido que la mente está trabajando y ejercitándose.

4.      Cree mapas mentales:

¿Es de los que se le dificulta orientarse? posiblemente la falla esté en la deficiencia de su memoria espacial; la solución es simple, ¡cree mapas mentales!; cada vez que visites un sitio nuevo, tratar de recrear un mapa de cómo llegar a casa dibujando un mapa; de esta manera mientras por un lado potencia dicha capacidad de memoria, también refuerza la parte visual.

5.      Modifique su rutina:

Algo tan trivial como modificar su rutina ejerce una llamada de alerta a su memoria, mejorando su capacidad de atención y manteniéndola siempre activa; no tiene que ser algo demasiado grande, bastará con bajar por las escaleras en lugar de hacerlo por el ascensor, o tomar otra ruta al trabajo.

Cualquiera de las acciones, le añadirá nuevos elementos a su rutina, evitando la monotonía que desencadena el olvidarse de percibir lo que le rodea. De optar por escoger caminos distintos para llegar a trabajar, complemente el ejercicio creando en su mente un mapa mental que termine de poner en alerta a su memoria.

Consejos adicionales:

Estos son apenas unos pocos, de la cantidad ejercicios que contribuyen al mantenimiento de una mente sana; la importancia de ellos radica en que pueden marcar la diferencia entre olvidarse o no de las cosas con facilidad. Asimismo le invitamos a considerar esas Apps que fomentan una memoria activa, o resolver los típicos crucigramas.

Ayúdanos a compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest