Uno de los Trabajos Más Competitivos en Internet es el Mercadeo

Claro, no el mercadeo que conocíamos, que prácticamente ah desaparecido.

Y eso es porque como medio de comunicación que es Internet, uno de sus trabajos es el de la comercialización, el mercadeo o el marketing que llaman.

Aparte de comunicar, de dar a conocer información de todo tipo, de permitir el acceso al conocimiento básico, a compartir actividades con los “amigos” en las redes sociales, Internet es una máquina de ventas, para ganar dinero, y el mercadeo por excelencia tiene que ser su responsable.

Internet es un medio muy exigente para las ventas por cuanto sus resultados son medibles en términos inmediatos.  Claro, un proceso puede tomar meses pero la norma es que esos períodos están conformados por períodos más pequeños, los que sí pueden ser medidos en días o semanas.

La razón de ser del mercadeo, del marketing, es la comercialización, la búsqueda de resultados inmediatos, ganar dinero.  Las empresas dependen de ello para su supervivencia, lo que las convierte en víctimas de esa misma dinámica: si no corren malo, y si lo hacen también.  Es una guerra sin cuartel, sin prisioneros ni heridos.  Es al todo o nada, y en frente de batalla está el mercadologo con sus propuestas, estrategias y demás.

En un juego de ajedrez cada vez más complicado, el mercadologo tiene retos tan complicados y de otra naturaleza que sus pares tecnológicos, por decir algo; uno de sus principales obstáculos es él mismo – sus limitaciones conceptuales, de formación profesional  – y lo peor, la propia empresa para la que trabaja.  El carácter inmediatista a la que está sometida la empresa limita sus posibilidades, y el mercadologo tiene que dar respuestas aún así.

Por eso en Internet, junto a los grandes avances tecnológicos, han surgido propuestas empresariales de innovación comercial.  Es el caso de Amazon que ofreció hace algunos años a Barnes – una inmensa libreria offline – vender sus libros online.  Pues bien, Amazon es una poderosa empresa y Barnes desapareció – a eso, en el medio se le dice “el suicidio Barnes”.

De hecho, Internet es un inmenso escaparate donde se vende todo y de todo.  Si quieres entrar por ésta puerta, bienvenido, es camino es ancho y existe todo tipo de posibilidades.  Debes estar preparado para la competencia.

Ayúdanos a compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest